Cabecera

Cabecera

27 diciembre 2013

Visitando el Het Scheepvaartmuseum de Amsterdam

Firma de Juanjo Reina
En un edificio histórico muy cerca de la estación central de Ámsterdam se encuentra el Museo Marítimo de los Países Bajos.

Fachada

El edificio fue un almacén de la marina de guerra construido en 1556, desde 1973 alberga el museo. Entre 2007 y 2011 permaneció cerrado por las profundas reformas a las que se vio sometido.
Aunque el edificio es antiguo, el diseño de las exposiciones en moderno. Salas con elementos interactivo y con elementos expositivos se organizan en las 3 plantas del edificio. En el centro del edificio un patio cubierto por una impresionante cúpula de cristal.

Cubierta de cristal


La visita comienza con un espectáculo multimedia en el que el visitante se implica en la historia marítima de los Países Bajos hasta un punto del que no se dará cuenta hasta el final del espectáculo.
Las salas se reparten en las tres plantas del edificio y unas son más interactivas que otras. Pero todas tienen un diseño moderno.
Las salas son:

 La vida de un moderno puerto.

Puerto de Amstrdam


 Sala muy interactiva para descubrir toda la actividad de una moderna instalación portuaria.

El comercio de esclavos.

Recreación de un barco negrero.


La historia de un barco dedicado al tráfico de esclavos es el punto de partida para la reflexión sobre un asunto que es seguro que sea parte del pasado.

La edad de oro de los Países Bajos.

SG1L7355-1


El siglo XVII es la edad de oro de los Países Bajos, una poderosa flota mantenía un floreciente comercio con todos los continentes que aportó prosperidad y riqueza al país.

La historia de la ballena.

La ballena


Una sala dedicada a la ballena, Desde las técnicas utilizadas para su caza, su hábitat y los esfuerzos para su conservación.

El mar en la pintura.
Una colección de pinturas con el mar como protagonista.

Fotografías de la vida en el mar.

Las fotografías

El Museo tiene una amplia colección de fotos que datan del comienzo de la técnica, constituyen una fuente de información sobre la vida de los marineros.

El mundo en miniatura.

El mundo en miniatura


Una colección de globos terrestres y estelares cuidadosamente expuestos para admirar el cuidado puesto en su fabricación.

Instrumentos de navegación.

Instrumentos de navegación

Para llegar con éxito a cualquier destino es imprescindible conocer donde se encuentra y la posición actual del barco, estos datos nos permiten trazar la derrota, que no es otra cosa que el camino que debe seguir el barco para alcanzarlo.
En esta sala se expone una colección de instrumentos de navegación que ilustra la evolución tecnológica.

Ornamentos marinos

Ornamentos


Los barcos a lo largo de la historia, por motivos estéticos o por superstición, han sido decorados con elementos que si bien no mejoraban sus cualidades marineras, si lo personalizaban y lo hacían único. Algunos de esos elementos se exhiben en esta sala.

Yates de lujo.

Yates

Una colección de maquetas de yates, muestra la evolución de su diseño.

En el muelle del museo atracan dos piezas de la colección, el vapor “Christian Brunings” construido en 1900 en Amsterdam y que se puede alquilar para celebraciones.

Vaporcito


Y el “Amsterdam” reproducción de un mercante que hacía la ruta de las Indias Orientales, que es visitable.


Interior del Amsterdam

 

Datos prácticos: 
Su céntrica situación permite llegar a el paseando desde la estación central por un barrio de reciente reconstrucción. Queda muy cerca del NEMO (Museo de ciencia y tecnología) que también merece ser visitado.
Precio de la entrada 15€ (2013)
Tiene tienda surtida y cafetería, que por desgracia ni de lejos parece una taberna portuaria en la que encontrarnos lo peor de los bajos fondos de Amsterdam.



Resumen:
Queda algo apartado de la ruta de los visitantes de fin de semana, que seguramente irán directamente a la explanada de los museos: (Rijksmuseum, Van Gogh Museum, Stedelijk Museum), pero imprescindible para los que piensan que la tecnología y la historia también es cultura.
Juanjo Reina

20 diciembre 2013

Visitando el Universiteitsmuseum de Utrecht

Firma de Juanjo Reina

En un discreto edificio del centro histórico de Utrecht se encuentra el Universiteitsmuseum, que es el museo de ciencia de la Universidad de Utrecht.
SG1L7202

Es un museo de tamaño mediano en el que te encuentras salas en las que está prohibido tocar y salas en las que lo prohibido es no tocar, exposiciones permanentes y temporales, un jardín y un invernadero histórico.
Entre las salas en las que está prohido tocar nos encontramos con la dedicada al profesor de Medicina Jan Bleuland en la que se exhibe una colección de especímenes conservados en formol.
SG1L7225


Otra sala en la que solo se puede mirar es la de curiosidades del mundo natural: fósiles, pájaros disecados, esqueletos, etc. Algunos son del siglo XVII:

SG1L7214

Y hasta aquí la parte clásica del museo (coleccióndecosasviejasquenosepuedentocarporqueseestropean) y empezamos con la parte interactiva y moderna (tócamesiquieresenterartedealgo) del museo. Formando parte de la exposición permanente se encuentra el Laboratorio del Conocimiento donde se aprende el proceso científico para la adquisición del conocimiento: formulación de preguntas, establecimiento de hipótesis, comprobación experimental, comprender los resultados y divulgarlos.
DSCF0255


También permanente es X-perimentation un laboratorio infantil en el que los científicos del futuro experimentan con los sentidos.

SG1L7215


Un jardín botánico y un invernadero completan las exposiciones permanentes. En el jardín no faltan los módulos interactivos.

DSCF0241


Y el invernadero tiene un gran valor histórico:

DSCF0250


La oferta de contenidos se completa con las exposiciones temporales. En mayo de 2013 la exposición se titulaba “Peace of cake”

Datos prácticos:
El viaje en tren desde Amsterdan CS y Utrecht Centraal dura 27 minutos y en marzo de 2013 costaba 7 €. La entrada al museo unos 6€
Más información práctica en la web del museo.
Cerca de este museo queda el Observatorio Astronómico Sonnenborgh  y el Spoorwegmuseum. Merece la pena empezar por el museo del ferrocarril, seguir por el observatorio para acabar la tarde en el de la Universidad. Es un paseo agradable que puede hacerse a pie.

Resumen:
Visita indicada para todos los públicos.
Hay más fotos en este album.
Juanjo Reina

22 noviembre 2013

Granada: mil años de ciencia (el tráiler)



Hoy tenemos el placer de presentarles algo que llevábamos meses esperando: el tráiler de nuestro nuevo largometraje documental “Granada: mil años de ciencia“. En él, Rubén Lijó hace un recorrido histórico por los mil años recién cumplidos del Reino de Granada, haciendo especial énfasis en el desarrollo de la ciencia y cómo ésta ha influenciado a dicha región andaluza.
Muy pronto será el estreno oficial del documental, en el mayor evento de divulgación que hemos organizado hasta la fecha: Desgranando Ciencia, un encuentro divulgativo pensado para todos, que tendrá lugar los días 14 y 15 de diciembre en Granada.
Además del estreno del documental como guinda principal del pastel, hemos desplegado un completo programa de 32 charlas científicas, agrupadas en las siguientes sesiones temáticas:
  • Nuevas Tecnologías y Alimentación
  • Física e Ingeniería
  • Antropología, Paleontología y Evolución
  • Medicina del Futuro
  • Medio Ambiente: Zoología
  • Ciencia y Medio Ambiente
  • Ciencia, Educación y Pensamiento Crítico
  • Cómics y Divulgación
  • Ciencia y Sociedad
Pero no se queda sólo ahí. Además, ofreceremos 2 espectáculos de magia, 4 monólogos científicos, conexiones en directo con distintos observatorios astronómicos del planeta, 10 talleres científicos para todas las edades, proyección de todos los documentales de Hablando de Ciencia en una sala de cine habilitada para ello, y visitas a 5 centros de investigación científica de Granada en los que podrás ver la ciencia en primera persona. No esperes más, y anímate a formar parte.
Para más información, visita la website que hemos habilitado para el evento: www.desgranandociencia.es

21 octubre 2013

Todo lo que querías saber sobre Desgranando Ciencia y no te atrevías a preguntar

La Alhambra, las tapitas de la Chana, el Sacromonte, Sierra Nevada, las calles del Albaycin, más tapitas, pero de calle Navas, las teterías, el atardecer más bello del mundo… Ahora tienes una excusa mejor para pasarte por Granada: La ciencia.
Desgranando Ciencia No es un conjunto de charlas aburridas, tampoco pretende ser un show de monólogos sobre ciencia. No es un simposium, no es un congreso, ni el día del espectador de ningún cine.
¿Entonces, qué es Desgranando Ciencia?
Será un evento de divulgación científica donde el público podrá ver, oír, experimentar, hablar, disfrutar, y visitar la ciencia.
Ver, porque estrenamos el documental “Granada. Mil años de ciencia”, que cuenta cómo le ha ido a la ciencia en Granada durante este último milenio.  También proyectaremos otrosdocumentales de Hablando de Ciencia en formato de alta calidad.
Oír, porque disfrutaremos de multitud de charlas breves con ponentes que hablarán sobre los temas más candentes de la ciencia y la tecnología: biología, química, física, educación, tecnología…
Experimentar, ya que se van a programar multitud de talleres donde los asistentes podrán disfrutar de la ciencia en sus propias manos.
Hablar, ya que el público tendrá su espacio protagonista en las ponencias y talleres para expresar sus preguntas, dudas y opiniones.
Disfrutar, si lo anterior no te parece lo suficientemente divertido, tenemos algunos espectáculos escondidos bajo la manga.
Visitar la Ciencia, pues el evento se prolongará durante varios días, donde se programarán excursiones a centros donde la ciencia se desgrana día a día.
¿Cuándo puedo disfrutar de Desgranando Ciencia?
Debes dejar tu agenda libre para los días 14 y 15 de diciembre (sábado y domingo), donde está programado el grueso de actividades. Las visitas a los centros se realizarán en fechas cercanas, aún por confirmar.
¿Dónde se celebrará el evento?
En el Parque de las Ciencias de Granada, que está en la Avenida de la Ciencia. En Granada, por supuesto.
¿Cuánto cuesta la entrada?
logolanzanosLa asistencia al evento es totalmente gratuita hasta completar aforo, pero no incluye la entrada al Parque de las Ciencias, donde se realizan algunas de las actividades.
Ahora que lo preguntas, tenemos abierto un crowdfunding para recoger apoyos y conseguir que Desgranando Ciencia sea una realidad.
¿Y cuál es el programa?
Para ello tienes que estar pendiente de la web de Desgranando Ciencia, donde iremos confirmando a los ponentes. Os adelantamos que hablaremos sobre:
1. Nuevas tecnologías y alimentación
2. Física e ingeniería
3. Paleontología y evolución
4. Cómics y divulgación
5. Medicina del futuro
6. Ciencia y medio ambiente
7. Ciencia, educación y pensamiento crítico
¿Cómo puedo colaborar?
Puedes ayudarnos a conseguir apoyos, a participar como voluntario, o colaborando con la promoción el evento con los banners que hemos diseñado para la ocasión:
Banner_227x90_04
Banner_415x90_02
¿Y a quién se lo digo?
A todo el mundo. Es un evento para todos los públicos. Ya estás tardando ¡lavín!

09 septiembre 2013

Una operación secreta neutraliza la mayor amenaza nuclear dejada por la URSS

por Teresa Alameda  25 de agosto de 2013
publicado originalmente en esmateria.com



Ingentes cantidades de plutonio reutilizable que permanecían sin control han sido selladas por un grupo de científicos en una misión que se ha ocultado al público durante 17 años.


Entre 1949 y 1989, la Unión Soviética convirtió la región de Semipalatinsk (Kazajistán) en el mayor laboratorio de pruebas atómicas de la historia. Durante cuarenta años se detonaron hasta 465 bombas que liberaron mayores cantidades de radiactividad que el desastre de Chernóbil, dejando atroces secuelas que aún hoy son visibles en una ciudad donde la incidencia de tumores es un 30% mayor que en otras zonas del país.

Más de 20 años después de que detonaran la última bomba, ha finalizado una operación mantenida en secreto por científicos e ingenieros rusos, kazajos y americanos que han conseguido sellar y aislar este arsenal radiactivo de 200 kilos de plutonio fértil que permanecía desprotegido y sin vigilancia desde que los rusos lo abandonaron tras la caída de la URSS.

Desde entonces, suficiente plutonio como para fabricar docenas de bombas atómicas permaneció abandonado en los túneles y contenedores de las instalaciones fantasma al alcance de los habitantes de la zona, quienes se colaban furtivamente para robar objetos que vender.

Una misión para hacer el mundo más seguro
Esta situación comenzó a principios de los años 90, pero no fue hasta 1997 cuando se pusieron en marcha medidas para arreglar tamaño despropósito, que ponía en peligro la salud de millones de personas. Fue gracias al científico nuclear Siegfried S. Hecker quien, horrorizado tras conocer los hechos en un viaje a Kazajistán, logró que un grupo internacional de científicos e ingenieros obtuvieran el apoyo de sus gobiernos para embarcarse en esta operación secreta. Financiada por los EEUU con 150 millones de dólares,  la misión pretendía neutralizar lo que para los científicos constituía la mayor amenaza nuclear dejada por el legado soviético.

“El  mundo es ahora un lugar más seguro”, reza la inscripción grabada en kazajo, ruso e inglés en el monumento de piedra que ha sido erigido en Semipalatinsk para conmemorar esta gran misión. En un extenso artículo publicado por el Centro Belfer de Ciencia y Asuntos Internacionales de la Universidad de Harvard, se relata con detalle los esfuerzos de este grupo internacional que entre 1996 y 2012 logró sellar con hormigón aquel horrible pasaje de la historia.

Las pruebas nucleares empezaron en 1949 y hasta el año 1962 se lanzaron 116 bombas atómicas que detonaron en la atmósfera, cubriendo de polvo radiactivo casas, plantaciones, ganado y afectando a 1,3 millones de personas, que fueron usadas como cobayas para probar los efectos de la radiactividad.

A partir de los años sesenta, con la aparición de un sentimiento global de consternación frente a los efectos de la contaminación atmosférica producida por las pruebas nucleares, los soviéticos decidieron acabar con las pruebas aéreas y continuar con sus experimentos bajo tierra. Para ello construyeron unas instalaciones subterráneas bajo la montaña Delagen, donde llevaron a cabo otras 340 explosiones más.

Un monstruo de plutonio
Este montículo de granito que albergaba 181 túneles repletos de plutonio cobró un aire siniestro para los habitantes de Semipalatinsk, que lo describían como una bestia prehistórica que se alzaba sobre las llanas praderas amenazando la seguridad de la población. “Allí fuera hay un monstruo”, contaba un anciano científico kazajo a los investigadores señalando hacia las puertas de Semipalatinsk-21 en dirección a la montaña Degelen.

Durante años, los habitantes se acostumbraron a la presencia de aquella enorme montaña de plutonio que siguió albergando todo tipo de experimentos con material fisible hasta 1989, cuando se realizó la última explosión. Pocos años más tarde, con el colapso definitivo del régimen soviético, los rusos se marcharon, Kazajistán se independizó y apoyó el desarme nuclear, deteniendo toda la actividad en Semipalatinsk-21 para siempre. Sin embargo, el plutonio seguía allí, repartido por el entramado de túneles bajo la montaña Degelen.

En los años que siguieron, la ciudad se sumía en un progresivo deterioro y muchos de los habitantes que habían trabajado en la construcción de la zona de pruebas nucleares se quedaron sin recursos. Entonces, aquellos que habían participado en las obras y conocían de la existencia de los túneles comenzaron a excavar trincheras empleando maquinaria de minería para acceder a las instalaciones y robar todo lo que pudieran encontrar, incluyendo cobre del cableado eléctrico y raíles una vez usados para transportar dispositivos nucleares hacia las profundidades subterráneas.

Durante sus hurtos se exponían a peligrosas dosis de radiación y en una ocasión cinco de los ladrones que dormían en los túneles murieron por inhalar gases envenenados debido a problemas en los sistemas de ventilación. A pesar del riesgo, los científicos no han encontrado evidencias de que desapareciese una cantidad importante de plutonio durante los años sin vigilancia.

Esta dramática situación se mantuvo durante años hasta que, en 1995, un grupo de expertos en seguridad nuclear del Laboratorio de Seguridad Nacional de Los Alamos de Nuevo México visitaron Semipalatinsk y tuvieron conocimiento de que peligrosas cantidades de plutonio en forma reutilizable podrían seguir almacenadas en las instalaciones. Uno de ellos, el director del Laboratorio y científico nuclear Siegfried Hecker, quedo impactado tras la visita y decidió volver dos años después dispuesto a conocer más de cerca en qué estado se encontraban las instalaciones. De vuelta en Kazajistán, Hecker descubrió la falta absoluta de sistemas de seguridad que resguardasen aquel arsenal radiactivo y comprendió que era insostenible y suponía un grave peligro, ya que si había personas que habían logrado entrar en busca de cobre, igualmente podrían hacerlo para robar plutonio. Decidió entonces usar todas sus conexiones personales para poner en marcha una solución conjunta y organizada.

Cobre radiactivo en China
Tras hacer indagaciones, Hecker descubrió que los furtivos robos de cobre no eran ocasionales sino que aquella práctica se había instaurado como fuente de recursos de los empobrecidos habitantes de la zona y se había convertido en toda una empresa industrial que estaba llevando a China grandes cantidades de cobre contaminado por la radiación para venderlo. El científico nuclear fue poco a poco siendo consciente del descontrol que regía en aquel lugar, que dejaba a “la disposición de quien lo quisiera coger” material radiactivo con un inmenso poder destructivo.

La operación fue ocultada incluso al Organismo Internacional de Energía Atómica

Hecker logró que las negociaciones para llevar a cabo la misión se acordaran de manera extraoficial entre los equipos de científicos de los tres países, quienes de manera separada lograron obtener el apoyo de sus gobiernos para llevar a cabo la misión de forma secreta. De hecho, a pesar de que Kazajistán firmó en 1993 un tratado contra la proliferación nuclear que le obligaba a declarar todo el material fisible presente bajo su territorio, los tres países decidieron no notificar ni comprometer al Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), porque juzgaron que podría comprometer el carácter secreto de la operación y por tanto sus resultados.

Por el momento, los objetivos ya se han cumplido, la mayor parte del plutonio ha sido sellado con hormigón especial y se han impuesto medidas para evitar futuras visitas indeseadas. Sin embargo, ahora el OIEA y Kazajistán se enfrentan a una situación incierta a largo plazo. Deberán resolver si es seguro que el material radiactivo permanezca en su forma de conservación actual, o si habría que buscar alternativas más seguras aún, que eliminen completamente la posibilidad de que futuros ladrones encuentren formas de acceder a él y que reduzcan los niveles de radiación ya excesivamente altos en zonas de la región.

REFERENCIA
'Plutonium Mountain: Inside the 17-Year Mission to Secure a Legacy of Soviet Nuclear Testing'

01 septiembre 2013

Encontrando nuevos ladrillos

Los medios de comunicación generalistas se han hecho eco estos días del descubrimiento del elemento químico que ocupa el puesto 115 en la tabla periódica. O dicho con otras palabras el ladrillo 115.

Los elementos que se están descubriendo son artificiales, no se encuentran en la naturaleza y se obtienen después de unos procesos bastante complicados que solo están al alcance de unos pocos laboratorios en el mundo. Además, una vez fabricados tardan muy pocos milisegundos en descomponerse.

Es tan breve su vida, que los experimentos para comprobar su existencia son también complicados de realizar. Tanto que lo hecho ahora es la comprobación de que los primeros indicios encontrados por otro equipo de científicos hace casi 10 años se correspondían con el elemento de número atómico 115.

Resumiéndolo mucho, para fabricar un nuevo elemento hay que hacer chocar dos átomos y que el “pegote” formado no se despegue antes de hacer las mediciones que permitan confirmar su  formación.

El elemento ha recibido el nombre provisional de ununpentio. Ese nombre indica que su número atómico es 115 y es el resultado de la aplicación de una sistemática adoptada hace unos años y que la explica muy bien el amigo Eugenio Manuel en esta página (http://naukas.com/2013/08/30/ununpentium-como-nombrar-un-elemento/).

Más adelante ya se le dará un nombre definitivo que seguro que es más evocador. Los dos últimos bautizos han sido flevorio (antes ununquadio) y  livermorio (antes ununhexio) en 2012.

08 junio 2013

Resuelven el misterio sobre lo que dijo realmente Armstrong cuando llegó a la Luna

Expertos en lingüística muestran cómo los paisanos del astronauta funden las palabras ‘for’ y ‘a’ haciéndolas indistinguibles. La Historia siempre le negó haber dicho lo que quería decir: “…un pequeño paso para un hombre”.



Esta imagen de Armstrong pisando la Luna y la frase que decía mientras bajaba del módulo lunar 'Eagle' forman parte de la historia de la humanidad. / NASA

Casi 43 años después, aún no se sabe con certeza qué dijo Neil Armstrong al pisar la Luna el 20 de julio de 1969. Los archivos oficiales de la NASA recogen la tradicional “That’s one small step for man; one giant leap for mankind” (Este es un pequeño paso para el hombre, pero un gran salto para la humanidad). Pero Armstrong se fue a la tumba insistiendo en que él había dicho for a man (para un hombre). La presencia de una simple a cambia por completo el sentido de la frase. De una absurda  repetición hombre-humanidad, se pasa a toda la carga simbólica y poética de “Este es un pequeño paso para un hombre, pero un gran salto para la humanidad”. Ahora, expertos en lingüística y acústica le dan la razón al astronauta y culpan a su acento de la confusión.

Investigadores de varias universidades de Estados Unidos han comprobado que los habitantes de la zona en la que nació y se crió Armstrong (en la ciudad de Wapakoneta, en el área central del estado de Ohio) tienen una forma de hablar en la que suelen fundir los lexemas for y a en fora haciéndolo indistinguible de la fonética de for, que se corresponde con la [fɚ] del Alfabeto Fonético Internacional.

“Aunque nunca sabremos de forma definitiva qué dijo Armstrong cuando pisó la Luna, una tormenta perfecta de factores, como la duración de la frase, la coarticulación y el ruido en la transmisión de la señal apuntan a que él dijo for a man, pero lo percibimos como for man“, dice Melissa Baese-Berk, del Departamento de Ciencias y Desórdenes de la Comuniación de la Universidad Estatal de Michigan.
Baese-Berk, su compañera de departamento, Laura Dilley, experta en percepción del habla en adultos, y el psicólogo de la Universidad Estatal de Ohio (OSU),  Mark Pitt, echaron mano del Buckeye Corpus for Conversational Speech, una base de datos elaborada por Pitt hace años en la que registró largas conversaciones entre 40 habitantes de las zonas centrales de Ohio para comparar su acento, giros y modismos con la frase de su vecino Armstrong.

Los investigadores transcribieron fonéticamente y ortográficamente las charlas del Buckeye Corpus y alinearon temporalmente las transcripciones con el archivo de audio para establecer la duración específica de cada frase. Extrajeron los 191 casos en los que aparecía la palabra for antes de a y muchos otros en las que era seguida por un sustantivo para realizar comparaciones. Hay que tener en cuenta que en la gramática inglesa, como en el caso de la frase de Armstrong, la presencia o ausencia del artículo indefinido a no invalida la frase pero le puede dar un significado muy diferente. Aquí, su ausencia suponía usar hombre como sinónimo de humanidad.



Vídeo | Armstrong desciende del 'Eagle' pronunciando la frase al final. / NASA Johnson Space Center

“Los ohioneses centrales suelen fundir las palabras for y a cuando hablan entre ellos”, explica Pitt, responsable del Laboratorio de Percepción del Lenguaje de la OSU. “En las mejores condiciones, puede ser difícil para un oyente distinguir si se han pronunciado las dos. Y hablar desde la Luna no es la mejor de las condiciones”, añade.

Tal y como explicaron el viernes en el Congreso Internacional de Acústica, celebrado en Montreal (Canadá), los investigadores obtuvieron también un espectrograma de las 191 muestras. Su objetivo era detectar y confirmar el patron de fusión entre ambas palabras, midiendo su tono, ritmo y el tiempo de separación entre las dos. Descartaron superponer esos espectogramas con el de la frase de Armstrong “porque tiene mucho ruido”, aclara Baese-Berk.

La confesión del hermano

En los archivos de la NASA se recuerda cómo, en 2006, el periodista Peter Shann Ford aseguró haber localizado la palabra a en la onda de la transmisión de Armstrong. Pero posteriores análisis acústicos llevados a cabo por expertos de todo el mundo descartaron su validez. Tanto es así que el propio astronauta se convenció de que igual pudo olvidar decirla. A lo que más ha llegado la NASA es a ponerla entre corchetes como reconocimiento a la intención de Armstrong.

Pero los investigadores creen que las piezas encajan. La duración de la parte polémica de la frase de Armstrong fue de 0,127 segundos. Más de 160 de las muestras analizadas del habla de sus vecinos ohioneses encajan con ese lapso de tiempo. El problema, como explican en su investigación es que la superposición es tal que “los datos de tiempo de [fɚ] en la grabación original de Armstrong son altamente compatibles tanto con las interpretaciones a favor de for como de for a“. Por eso sostienen que, al menos desde el punto de vista lingüístico y de la fonética, habría que hacer caso a Armstrong y, aunque el dichoso a no aparezca en los espectrogramas, reconocer que dijo lo que quería decir.

Las conclusiones de Baese-Berk y sus colegas coinciden con lo que el hermano menor de Armstrong dijo hace unos meses en un documental de la BBC. Entonces, Dean Armstrong desmontó la idea que su propio hermano había ido construyendo desde 1969 de que la frase la improvisó poco antes de pisar la Luna. En realidad, el propio Neil le enseñaría la famosa frase escrita en un papel a Dean meses antes de subirse al Apolo 11. Pero, en el texto escrito faltaba el artículo indeterminado. Y Neil le dijo entonces: “Será este es un pequeño paso para un hombre…”

02 junio 2013

Ganador de Famelab España 2013- Eduardo Sáenz de Cabezón



Monólogo sobre teoremas y amor que ha sido elegido ganador de la primera edición de Famelab en España, en la edición de 2013. Eduardo Sáenz de Cabezón representará a España en la final internacional de Famelab en el Festival de Cheltenham (4-8 de junio). Puedes ver toda la final en este enlace. Más información.

http://www.fecyt.es/fecyt/home.do;jsessionid=B0CAC4FD8A9224C827A5257480AF80C0

“Fotografiando” moléculas

Les presento la imagen de tres moléculas:


El nombre es lo más complicado de escribir y lo menos importante de la historia que les voy a contar. Lo más llamativo es el parecido que guarda la imagen con el esquema que vemos en los libros de texto o en las pizarras de clase.

La de la izquierda es la imagen de una molécula depositada sobre una superficie de oro. Al calentar la superficie se produce una reacción química, se rompen algunos enlaces y se forman otros  nuevos, el resultado que la molécula inicial se ha transformado en otra diferente, una de las que hay a la derecha.

La técnica empleada para obtener la imagen se denomina “nc-AFM microscopy” y utiliza una aguja finísima en cuya punta se ha depositado una molécula de monóxido de carbono (CO). Esta punta barre toda la superficie y detecta las irregularidades al “tropezar” con ellas.


En el experimento la molécula depositada sobre una superficie perfectamente lisa de oro es la irregularidad que detecta la aguja. La precisión es tanta que no solo detecta la presencia de “algo” sino que es capaz de percibir la forma que tiene.

En este artículo de la Wikipedia (http://es.wikipedia.org/wiki/Microscopio_de_fuerza_at%C3%B3mica) hay detalles sobre el instrumento.

Pero a la derecha hay dos moléculas, ¿cuál de las dos es la que se forma?

Si partimos de un montoncito de moléculas iniciales, acabaremos con otro montoncito en el que se mezclan moléculas de las dos sustancias que hay a la derecha.
Pero si llevamos acabo la reacción con una sola molécula se formará cualquiera de las dos. Unas veces se formará una y otras veces la otra.
En el hallazgo han intervenido científicos españoles.No dejes de lleer este artículo donde se amplía la información.

05 mayo 2013

Vamos a divulgar matemáticas

Divulgar química es bastante más divertido que divulgar matemáticas, siempre se puede recurrir a una explosión espectacular o a un llamativo cambio de color. En matemáticas son bien conocidas las demostraciones de geometría y topología, pero no había visto nada relacionado con algo tan abstracto como la teoría de grupos que fuera tan divertido como este video:


de regalo os dejo un video rodado en PRINCIPA con química de colorines:

 

Agenda:
"El agua oscura" el próximo miércoles a las 19:00 en el Centro de Ciencia PRINCIPIA, se proyectará un documental presentado por Dña. Cristina Liñán, profesora del Dpto. de Ecología y Geología de la Universidad de Málaga y directora del Museo de Nerja. Después de la proyección se entablará un coloquio sobre el documental.  

Noticia:
 Principia recibe la Mención de Honor en el encuentro internacional Science on Stage 2013 por el trabajo "Some curious experiences to teach chemistry in the classroom", presentado por el profesor Carlos Durán de la delegación española. Este encuentro ha tenido lugar del 25 al 28 de abril en las ciudades de Słubice (Polonia) y Frankfurt-Oder (Alemania) , donde han participado 350 profesionales del mundo de la educación de 25 países europeos y Canadá y cuyo principal objetivo ha sido ofrecer a profesores de ciencias una plataforma donde exhibir ideas y trabajos, intercambiar proyectos y trabajar en equipo. La delegación española ha estado compuesta por una selección de los trabajos presentados en las ediciones de Ciencia en Acción 2011 y Ciencia en Acción 2012 que mejor se adaptan a la temática de la organización

 europea.  

Visitando el Spoorwegmuseum de Utrecht

Firma de Juanjo Reina
 En Utrecht se encuentra el Museo del Ferrocacrril de los Paises Bajos o “Nederlands Spoorwegmuseum
Fachada del Spoorwegmuseum
Si llegamos al museo a pie empezaremos la visita por la antigua estación de Maliebaan. Recientemente restaurada tiene todo el sabor de una estación del siglo XIX, las taquillas, consignas, restaurate, sala de espera, incluso los cuartos de baño parecen de época.

En el andén el mobiliario y los negocios están acordes con el año de inauguración 1878. Los trenes estacionados son más recientes:
Automotor
Automotor
Tren de la reina
Interior del tren en el que viaja la reina Juliana
Junto a los andenes históricos se encuentran los de la actual estación de Utrecht Maliebaan, a la que llega cada hora un tren procedente de la estación central de Utrecht. Esta es otra manera de llegar al museo. Se echa de menos que el servicio no lo cubra un tren histórico, en su lugar se emplea un tren último modelo.
Cruzamos las vías por el paso a nivel y llegamos a la parte moderna del museo…
Paso a nivel
… que es una inmensa nave que acoge locomotoras, vagones, escenas ferroviarias de distintas épocas…
Vista del espacio principal.

SG1L7288
En una de las salas se reunen pequeños objetos relacionados con el ferrocarril…
Sala de objetos
alguno realmente curioso…
Costa Brava Expres
 Otra sala está dedicada al Orient Express, como ejemplo más significativo de los viajes de ensueño.
En otra, al más puro estilo de las atracciones de feria, recorremos en un trenecito un laberinto oscuro de talleres en los que se reparan los trenes durante la noche para que estén listos para el servicio el día siguiente:

Video de youtube
En una sala que recibe el nombre “El gran descubrimiento” nos sumergimos en los origenes del ferrocarril en Inglaterra y en los Paises Bajos, paseando por los túneles de minas, talleres, incluso por la primera estación que hubo en Amsterdam.
SG1L7325
 En el exterior hay más material y un parque infantil para que los más pequeños se desahoguen.
Depósito de agua
Caseta elevada
Señales
Para reponer fuerzas y asimilar todas las experiencia vividas durante la visita podemos hacer una parada en la cafetería.
SG1L7296
Si el tiempo acompaña podemos tomarnos el refrigerio en la terraza, y si no lo hace, no olvides que estamos en los Paises Bajos, lo haremos dentro. Para el que viene de un pais más soleado es más interesante hacerlo dentro respirando el olor a grasa y ferrocarril.
Hay una tienda bien surtida donde comprar recuerdos.
Datos prácticos:
El viaje en tren desde Amsterdan CS y Utrecht Maliebaan (misma puerta del museo) dura 50 minutos y en marzo de 2013 costaba 8,20 €. La entrada al museo 16€
Más información práctica en la web del museo.
Cerca de este museo queda el Observatorio Astronómico Sonnenborgh  y el Universiteits Museum. Merece la pena empezar por el museo del ferrocarril, seguir por el observatorio para acabar la tarde en el de la Universidad. Es un paseo agradable que puede hacerse a pie.
Resumen:
Si te gustan los trenes no te lo puedes perder.
Si te gustan la ciencia, la tecnología o los museos, tampoco.
Hay más fotos en este album.
Juanjo Reina