Cabecera

Cabecera

19 abril 2008

Nace la edición española de 'Popular Science'

El próximo 21 de abril estará en los kioscos el primer número en español de la revista mensual de avances y divulgación en ciencia y tecnología más leída del mundo.

Como lo hiciera en 1872 la edición estadounidense, que en la actualidad cuenta con 6.656.000 lectores y 1.394.408 ejemplares vendidos, Popular Science nace con una voluntad de diálogo e intercambio con todos los comunicadores de la ciencia de España y Latinoamérica.

La edición española, de carácter mensual, pretende descubrir al público general los últimos avances científicos, y desvelar las claves del desarrollo tecnológico, desde las aplicaciones más cercanas a la vida cotidiana a las grandes innovaciones y la investigación de frontera. “Los contenidos no fuerzan la realidad más allá del dato científico, pero se utilizan referentes populares para acercar la gente a la ciencia”, explica a SINC José Manual Abad, director de la publicación.

En su número de lanzamiento, la revista dedica su oprtada al diseño y la fabricación de los exoesqueletos, 'trajes-robots' que potencian las capacidades mecánicas del cuerpo humano. En este caso, es la figura de Iron Man es la que da paso a aplicaciones tecnológicas ya existentes. “Hay muchos temas que si se mencionan literalmente resultan alejados. A la gente no le interesa nada que no tenga que ver con su enciclopedia personal”, comenta Abad.

La interpelación directa quien lee

Frente a lo aséptico y poco atractivo que resulta un titula que comienza “La universidad de Harvard ha realizado un estudio..”, Popular Science presenta titulares que llaman la atención, con la fuente clara y destacada. Y una interpelación directa al lectorado “En prensa convencional no hay esa interpelación, pero poco a poco se tiende a la interrelación directa y esto puede dar una falsa apariencia de falta de mercado”, dice Abad, “por eso, la gente que tiene curiosidad por la tecnología y por la ciencia querrá leer esta revista”

La revista analiza las últimas técnicas de curación de las principales enfermedades cerebrales e incluye un reportaje sobre la tecnología dedicada a la detección de aspectos hasta ahora íntimos de la mente humana, como la ideología o las creencias religiosas. También se publica una entrevista con el científico y autor de ciencia ficción Arthur C. Clarke, recientemente fallecido, en la que explica sus “predicciones tecnológicas” para el futuro, como el ascensor espacial, la base lunar o el replicador universal.

La edición española, que no es una traducción de los contenidos de la versión estadounidense, cuenta con un equipo numeroso de periodistas y divulgadores en contacto con el equipo de Nueva York. De forma conjunta, el equipo valora los contenidos de EE UU que pueden resultar de interés en Europa. Así, el anonimato en la red se trata en la edición americana, pero en la versión española se publica un artículo escrito por la experta en hackers y software libre, Mercé Molist.

Abad no oculta su objetivo: “Sin complejos, queremos hablar de la tecnología de consumo, pues hay un excesivo pudor con este tema, y hay mucho desconocmiento de toda la I+D que hay detrás de un ipod, por ejemplo”. Huelga decir que Popular Science España cuenta con un equipo de científicos asesores que revisan los contenidos de la revista. La revista costará un euro.

Fuente: SINC

18 abril 2008

Edward Lorenz y J.A. Wheeler han muerto


Edward Lorenz , considerado como el padre de la teoría del caos, falleció el miércoles 16 de abril de 2008.

J.A. Wheeler, que fue el primero en llamar agujero negro a los agujeros negros, falleció el domingo 13 de abril de 2008.

04 abril 2008

Las universidades españolas cada vez generan más empresas privadas y patentes

Las universidades españolas crearon 143 spin-off (proyectos empresariales surgidos de una investigación) durante el año 2006, lo que supone un crecimiento del 62% respecto al año anterior. Sus solicitudes de patentes prioritarias y otros títulos de propiedad nacionales también aumentaron un 19%. Así se recoge en un informe presentado hoy por el Secretario de Estado de Universidades e Investigación, Miguel Ángel Quintanilla, en la sede de la Fundación Cotec, en Madrid.

El Secretario de Estado de Universidades e Investigación, Miguel Ángel Quintanilla ha señalado que las universidades “son el motor más importante para la innovación”, y ha destacado que la recientemente aprobada Ley Orgánica de Universidades (LOU) ha supuesto un paso muy importante en la creación de mecanismos que incentiven la creación de empresas desde el ámbito académico. La reforma de la LOU que realizó el Gobierno en el curso pasado, ha añadido Quintanilla, "potencia que los profesores universitarios puedan poner en marcha proyectos de investigación aplicada sin necesidad de desvincularse de su actividad docente".

El Secretario de Estado ha explicado a SINC que el modelo que se está implantando en Europa tiende a facilitar la movilidad interna del sistema universitario, así como su inserción en el entorno social y económico. Quintanilla ha declarado que si para ello es necesario superar las dificultades de movilidad del profesorado y el sistema de incompatibilidades actual, “pues hay que hacerlo”. Desde la reforma de la LOU, los investigadores que trabajan en instituciones públicas pueden solicitar una excedencia máxima de cinco años para crear empresas de base tecnológica, además de poder compatibilizar su actividad académica con la empresarial, así como participar en el accionariado.

El informe, denominado La creación de empresas de base tecnológica en el ámbito universitario, ha sido elaborado por el Ministerio de Educación y Ciencia con la colaboración de la consultora Everis. En sus datos, se refleja que a lo largo de 2006 las Oficinas de Transferencia de Resultados de Investigación (OTRI) recibieron un total de 640 comunicaciones de invención, de las que 401 derivaron en solicitudes de patentes nacionales. En el mismo año, las universidades españolas firmaron 192 contratos de licencia para la explotación de patentes, lo que representa un 81 por ciento más que en 2005.

Tres retos para la ciencia española

Quintanilla ha resumido a SINC los tres principales retos para esta legislatura en materia científico-académica. Por una parte, conseguir la incorporación de cerca de 50.000 jóvenes investigadores y tecnólogos al sistema, de los cuales aproximadamente un tercio se espera que se incorporen en el sector público, y el resto al empresarial.

Por otro lado, se intentará duplicar el gasto en investigación y desarrollo para situar a España en el 2,2 % de su PIB. El tercer objetivo para los próximos cuatro años es implantar en todo el país "una infraestructura para el desarrollo de la ciencia avanzada a nivel internacional”. Para ello, se va a poner en marcha un programa de fortalecimiento institucional del Plan Nacional con el fin de apoyar económicamente hasta 100 institutos de investigación que destaquen por la excelencia de sus resultados, y se continuará con la creación de centros mixtos entre universidades, Organismos Públicos de Investigación (OPIS) y empresas privadas.

Fuente: SINC

Reproducido según las condiciones de la licencia Creative Commons de la web SINC